viernes, 26 de septiembre de 2014

De bodas internacionales (parte I)


El fin de semana pasado estuve en una boda en Italia y tengo que decir que los italianos comen incluso más que los españoles y, viendo la base de la mayoría de dietas que encuentras por Internet, no entiendo como lucen esos cuerpos con tanto hidrato de carbono (es una broma). La verdad es que me lo pasé muy bien y, como no ha sido la única boda “internacional” a la que he ido en los últimos años, me dio por reflexionar sobre las diferencias y las semejanzas entre las bodas españolas y las bodas de otros países. No creáis que esto es “moco de pavo”, ya que cuando vas a un acontecimiento de esta índole a otro país debes estar preparado y hoy en día este tipo de bodas va en aumento, ya que hay  muchos españoles que han emigrado a otros países.

Por supuesto, como hago siempre, voy a hablar de mis experiencias y luego ya, si vosotros habéis vivido situaciones similares, estáis invitados a comentarlas.

En mi caso, he ido a una boda en España entre una chica española y un chico polaco, una boda en Alemania entre alemanes, una boda en Turquía entre un chico holandés y una chica turca, una boda en Holanda entre holandeses y una boda en Italia entre un chico español y una chica italiana.

Todas las bodas se han caracterizado por las ganas de los invitados de pasárselo bien y todas han contado con baile, ya sea con una orquesta o un dj, pero al margen de estos dos aspectos, todas tienen un montón de particularidades que debemos conocer para que no nos pillen por sorpresa. Como tengo muchas cosas que contar, voy a dividir este artículo en tres partes: aquí va la primera.

-         Boda polaca-española:

Polonia es un país muy católico y España, digamos lo que digamos, lo sigue siendo, así que esta boda fue por la iglesia. El cura era polaco, pero hablaba español perfectamente y la ceremonia se realizó en ambos idiomas.

La boda en sí fue muy similar a las españolas, dado el componente español (la novia y que se celebraba en Zaragoza), pero, antes de cada plato, había que beber un chupito de vodka.

El pan, el vino y la sal son muy importantes. El pan representa que el matrimonio nunca estará hambriento y la sal es un recordatorio de que los tiempos pueden ser difíciles, pero ellos deben hacer frente a todo lo que pueda suceder. El vino significa buena salud y buen ánimo.

Normalmente, la tarta en las bodas polacas se corta a las 12 de la noche y, a continuación, comienza el baile que dura hasta el amanecer.

Una tradición muy típica es el oczepiny, que tiene lugar también alrededor de la media noche. La dama de honor retira el velo de la novia y la novia lo lanza como si fuera el ramo de flores. Marca el primer día de la novia como mujer. Asimismo, el novio lanza la corbata o la pajarita entre los hombres y la pareja que haya recogido el velo y la pajarita o corbata tendrán que bailar. No obstante, mi amiga tiró el ramo siguiendo la tradición española.

De cualquier forma, tienes que reservar fuerzas, ya que las bodas polacas suelen durar dos días y al día siguiente se suele hacer una comida o merienda con los invitados.

-        Boda alemana:
Las bodas alemanas, por lo general, no son tan grandes como las bodas españolas. Suelen invitar solo a los familiares y amigos más cercanos y no hay un protocolo claro para la  ropa. En esta boda, había gente que iba vestida de calle (vaqueros y camiseta) y gente que llevaba vestido de cóctel. Esta boda, si no recuerdo mal, fue católica aunque en Alemania hay una mayoría protestante.

La comida en sí fue un buffet sencillo, en el que destacaba el fondue de chocolate, en un beach-club, que son pabellones o recintos a modo de terraza de verano, decorados con arena de playa para parecer que estás de vacaciones.

Lo que más me llamó la atención es que durante toda la boda se hicieron muchos juegos para que los invitados se conocieran e interactuaran. Por ejemplo, cada uno teníamos una tarjeta con un personaje y teníamos que bailar con la pareja de ese personaje (Mickey y Minnie) o los novios debían contestar una serie de preguntas sobre su pareja para ganar un premio…

Como las bodas son sencillas, los regalos de las bodas no tienen nada que ver con los españoles y a los novios se les suele regalar algo o dar dinero, pero, en ningún momento, se plantean pagar la boda con los regalos. Es decir, divide entre tres o incluso cuatro lo que nosotros solemos dar para hacerte una idea.

Lo más característico de las bodas es que unos días antes, por lo general en casa de la novia, se celebra una fiesta llamada Polterabend en la que se rompe vajilla para propiciar buena suerte para la pareja y allí se reúnen familiares y amigos, y a menudo, la fiesta es más grande que la propia boda.




En un par de semanas, continuamos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada